La medicina antroposófica en el contexto de la medicina basada en evidencias y su contribución a la higiene pública

Medicina y ciencia basadas en la evidencia

Las medidas diagnósticas y terapéuticas requieren evaluación y evidencia científica. La Evidence Based Medicine (EBM) iniciada por David Sacket y otros se basa en tres columnas:

  • La posición de la investigación clínica (evidencia externa)
  • Experiencia médico-terapéutica individual (evidencia interna)
  • Valores y necesidades del paciente (preferencia del paciente)

La evidencia externa se basa, partiendo de la opinión de expertos (nivel de evidencia 5), en distintos diseños de estudio pasando por observaciones clínicas de casos, estudios aleatorizados y controlados hasta el meta análisis (nivel de evidencia 1). Estos estudios documentan resultados de tratamientos en comunidades definidas. Como tales son un punto de partida valioso para poder juzgar en forma prospectiva y poder evaluar la efectividad potencial de una medida terapéutica en una aplicación puntual. Pero en cada caso particular es el análisis del médico que decide su aplicación. Justamente la gran cantidad de pacientes tratados lamentablemente en forma infructuosa (Number Needed to Treat) exige en base a los probables efectos secundarios indeseados (Number Needed to Harm) el discernimiento en el transcurso del tratamiento individual. Ningún estudio previo puede predecir con seguridad el efecto positivo esperado en el caso individual. Finalmente hay que respetar la preferencia del paciente. Muchos pacientes desean desde el momento del comienzo de su tratamiento un concepto que corresponda a sus expectativas, a sus valores y a su situación de vida. Mientras que la evidencia externa se basa en los resultados del pasado, el juicio del caso particular (evidencia interna) evalúa el tratamiento del presente y a través de la preferencia del paciente se formulan metas para el transcurso futuro del proceso de tratamiento.

Evidencia en la medicina antroposófica

En la medicina antroposófica se aspira a lograr las tres columnas de la medicina basada en evidencias. Una cantidad creciente de estudios documenta la evidencia externa lograda hasta el presente, basada en estudios experimentales y clínicos. Adicionalmente existe una amplia investigación en los ámbitos de prevención y cuidado del enfermo, Whole-System-Evaluations, así como análisis generales de efectividad, costos y seguridad de la medicina antroposófica. (Ver también: https://medsektion-goetheanum.org/forschung/).  

En el ámbito de la evidencia interna investigadores del contexto académico antroposófico-medicinal participan en la elaboración de conceptos como la medicina basada en el conocimiento - Cognition Based Medicine (CBM) - y trabajan sobre la metodología para la elaboración sistemática de estudio de casos (ver también: https://medsektion-goetheanum.org/forschung/system-assessment-reviews-research-methods/methodology-and-case-reporting/).  

En el así denominado “proceso-vademecum” se evalúan sistemáticamente informes de experiencias médicas de la práctica, que son puestas a disposición de los colegas, ordenadas según la indicación. Las correspondientes evidencias que van surgiendo, en los casos particulares, pueden llevar nuevamente a estudios clínicos (ver también: https://www.vademecum.org/).  

Para la columna de las preferencias del paciente se realizan ante todo estudios cualitativos, generalmente en forma de cuestionarios o entrevistas, realizados con la meta de asegurar el cumplimiento de la perspectiva y autonomía de los pacientes.

Solamente si se unen las evidencias internas y externas orientadas según las necesidades de los pacientes se hace posible superar el abismo entre la ciencia y el arte de curar práctico. Junto a la investigación de la efectividad y el desarrollo de métodos de investigación cualitativa los científicos antroposóficos y los médicos se esfuerzan en  formar una imagen completa del ser humano en sus dimensiones corporales, funcionales, psíquicas, sociales, ecológicas y espirituales (ver también: https://medsektion-goetheanum.org/forschung/basic-concepts-and-anthropology-medical-history/medical-anthropology/).

La contribución de la medicina antroposófica a la salud pública (CARE)

La medicina antroposófica actual se practica en forma ambulatoria y de internación hospitalaria en más de 80 países. Junto a un gran número de consultorios médicos y terapéuticos se encuentran 22 clínicas, sanatorios, hospitales e instituciones en Alemania, Gran Bretaña, Suiza, Suecia, Holanda, Italia, los Estados Unidos y Brasil. Existen productores, sucursales y distribuidores de medicamentos antroposóficos en la mayoría de los países europeos así como en América del Norte y del Sur, Rusia, Sudáfrica, Egipto, Japón, Australia y Nueva Zelanda. En Suiza y en Alemania el seguro médico oficial cubre los gastos de estadía en una clínica antroposófica, en otros países existen condiciones diversas.

Los médicos antroposóficos cumplen con el estudio académico de medicina y de las especialidades médicas. En varios países la formación de post-grado en medicina antroposófica se da en forma de capacitaciones que acompañan la actividad profesional, durante varios años, los International Postgraduate Medical Trainings (IPMT). En otros lugares como en la Universidad Witten/Herdecke, se ofrecen posibilidades de formación pregrado, dentro del estudio de la medicina.

La medicina antroposófica participa en muchos países activamente tanto en el trabajo como en el desarrollo de la salud pública en el sentido de una asistencia integrativa a la salud. Trabaja en una red interprofesional amplia hacia un concepto integral, que hace justicia al ser humano en su cuerpo, alma y espíritu. Desarrolla programas para la prevención y la protección de la salud, se compromete en gremios profesionales en el trabajo de lineamientos conductivos, en iniciativas de ciudadanos y pacientes y trabaja en forma representativa dentro de la Unión Europea (EUROCAM, ECHAMP, ELIANT). En este intento se trabaja en equipos internacionales e interprofesionales los puntos específicos de cuidado y asistencia – los así denominados sectores CARE –.

  • CARE 1: Embarazo, parto y niñez temprana
  • CARE II: Tratamiento de la fiebre y de las enfermedades infecciosas
  • CARE III: Enfermedades psicosomáticas, con atención especial a las alteraciones del sueño, miedos, depresiones y trastornos post-traumáticos
  • CARE IV: Oncología
  • CARE V: Medicina paliativa, terapia del dolor y acompañamiento del paciente terminal

Los sectores CARE se orientan en la biografía del ser humano. Comienzan con el embarazo, parto y temprana infancia, llevan por las enfermedades febriles más frecuentes y a través de los desafíos psíquicos, que se presentan sobre todo en la mitad de la vida y alcanzan, con las enfermedades oncológicas y la medicina paliativa, el final de la vida sobre la tierra. En todos estos sectores se elaboran lineamientos basados en las experiencias y en conceptos multiprofesionales que se presentan públicamente en forma de prácticas, aprendizajes e investigación.

Estructuras de responsabilidad y modo de trabajo del movimiento de la medicina antroposófica

Los colaboradores del movimiento de la medicina antroposófica trabajan a nivel mundial con autonomía en la investigación, desarrollo, enseñanza y práctica, así como en forma conjunta en la coordinación de actividades específicas profesionales, organización de congresos, seminarios, presentaciones y trabajos públicos.

La coordinación internacional de estas actividades múltiples tiene lugar en la Sección Médica de la Escuela Superior de Ciencias Espirituales en el Goetheanum (Dornach, CH), que actualmente está dirigida por el Dr. Matthias Girke, médico clínico y su adjunto el Georg Soldner, pediatra. (Ver: www.medsektion-goetheanum.org). Junto a la dirección de la sección, la coordinación internacional para la medicina antroposófica (IKAM) forma un órgano interdisciplinario, al que pertenecen en el presente 30 representantes de las distintas áreas de la medicina antroposófica. Junto a médicos, personal de enfermería, parteras, terapeutas y pedagogos curativos trabajan representantes de la investigación, asociaciones de pacientes y clínicas, productores de medicamentos así como coordinadores para el trabajo con los estudiantes, la formación, los cursos de post grado y el trabajo público. Se trata de crear una dirección moderna, no jerárquica, sino basada en la comprensión del ser humano semejante a la función cardíaca: entre la percepción y la actividad, entre la periferia y el centro (1).

El desarrollo y el afianzamiento de las condiciones para la práctica de la medicina antroposófica, en el marco político y jurídico, es la tarea central de la Asociación Internacional de las Sociedades de la Medicina Antroposófica (IVAA). Las decisiones esenciales a nivel de la Sección se toman en conjunto en el marco de la Conferencia Médica Anual, con las comisiones directivas de la IVAA (ver: www.ivaa.info).

1 Glöckler M, Heine R. Die anthroposophisch-medizinische Bewegung. Verantwortungsstrukturen und Arbeitsweisen. 4. Aufl. Dornach: Verlag der Förderstiftung Anthroposophische Medizin im Verlag am Goetheanum; 2015.


Research news

Practiced-Based Research of Complementary and Integrative Therapies for Pain Management in Clinical Settings
This systematic review identified 23 studies (including 8464 patients) that fulfilled the quality criteria for evaluating individualized complementary and integrative pain therapies. The studies included chiropractic, acupuncture, multimodal individualized intervention/programs, physiotherapy and anthroposophic therapies. Retention rates ranges from 53% to 91%. Although all studies reported beneficial impacts on various pain outcomes, but future practice-based CAM and IM research should be more comprehensive and scientific. Results, recommendations, and the call to action are available at:
https://doi.org/10.1093/pm/pnab151