Masaje según el Dr. Simeon Pressel

Comenzando en el año 1930, el médico Dr. Simeon Pressel (1) desarrolló un principio de masaje que se orientó en la imagen del ser humano de Rudolf Steiner (2). Él profundizó este principio durante su trabajo como médico de campo como prisionero de guerra en Rusia, masajeando a sus compañeros de cautiverio.

Más adelante siguió desarrollando su masaje en su función de médico escolar en la Escuela Waldorf de Stuttgart. Por el trabajo en conjuunto con su esposa Elisabeth Pressel, masajista en el masaje rítmico, su método fue complementado (3). Los primeros cursos se formaron en sus últimos años de vida con la colaboración de la médica Gretl Stritzel.

El masaje según Dr. Pressel se aplica como medida terapéutica así como higiénico-salutogénica (4). En el presente es un método reconocido por la terapia corporal antroposófica en la Sección Médica del Goetheanum en Dornach/Suiza.

Diagnóstico específico

El terapeuta percibe con sus manos y sus sentidos educados por estudio y práctica cómo, dónde y cuándo puede enfrentarse al paciente. A través de ello es posible una resonancia diagnóstica, que puede profundizar en un intercambio con un médico. El masaje mismo se puede comparar con una composición artística-musical, construída según las siete cualidades básicas de las fuerzas planetarias y en relación a fuerza, tiempo y duración del tratamiento se adapta a la situación actual de la persona que recibe el masaje. La presencia atenta y el acompañamiento del terapeuta son condición previa para el tratamiento.

El principio terapéutico

Las metas de este método consisten en medidas que apoyan el proceso de curación, en el alivio de síntomas de enfermedad, en el cuidado, la motivación para la autoayuda y en el acompañamiento de fases de desarrollo biográfico especiales. Todos los cuatro miembros esenciales reciben la atención a través de un trabajo rítmico-artístico del cuerpo y experimentan con ello el apoyo para una acción equilibrada en conjunto.

Son contraindicaciones: fiebre aguda, infecciones, heridas, fracturas, eczemas, embarazo antes del cuarto mes, menstruación, trombosis y embolias.

Los niños antes de la pubertad tienen que ser masajeados con modificaciones; pacientes debilitados soportan bajo condiciones sólo algunos pocos elementos de este masaje.

Principio de acción

En general el masaje según el Dr. Simeon Pressel actúa sobre el organismo líquido. Los tejidos tensos, congestionados y endurecidos son aflojados y entran de nuevo en la circulación, de modo que las fuerzas cósmicas tienen acceso y pueden ejercer su influencia. Por esta razón el masaje según el Dr. Pressel recibe la denominación “masaje fluyente” (5).

La comprensión de esta terapia consiste en que el ser humano se formó a partir de fuerzas cósmicas, perdiendo el acceso a dichas fuerzas en forma progresiva por enfermedad. Por el masaje ese acceso es fortalecido, experimentando una vivificación y un orden nuevo.

El cambio del masaje entre el ser humano “inferior” – pantorrillas, muslos y ámbito de las caderas hasta la cintura – y el ser humano “superior” – región de los hombros, brazos y nuca -  corresponde al principio de polaridad de la trimembración del ser humano según Rudolf Steiner. La vivificación alternante del sistema metabólico-motor y del sistema neuro-sensorio encuentra su balance en el sistema rítmico, el “sanador” propiamente dicho.

El masaje de las pantorrillas tiene un efecto sobre todo de degradación, o sea, desintoxicante. El masaje de la espalda tiene una cualidad constructiva.

Se presta en especial importancia sobre el efecto del calor, que antes de iniciar el tratamiento se activa por acciones externas – con cepillos, con bolsas de agua caliente, zoquetes de lana y mantas. A través de ello se motiva la presencia de las fuerzas del yo, que durante el tratamiento siguiente ha de aumentar en intensidad.

La realización del masaje cambia en forma de proto- imagen lemniscatas y espirales consiguientes. A través del trabajo en el organismo muscular y los ámbitos correspondientes – piel, sistema nervioso, fascias, linfa, circulación sanguinea, etc. – se llega a los órganos internos. El transcurso se puede comparar a una composición musical, que puede ser alterada, de ser necesario, dependiendo de las necesidades individuales (6, 7, 8).

Evaluación

Se realiza a partir de la documentación del terapeuta luego de cada unidad separada de tratamiento, que finalmente lleva a una visión general sobre el transcurso de la terapia, siendo comunicada al médico.

Los pacientes acuden por una dolencia aguda o crónica, por agotamiento o estados de debilidad o en crisis biográficas. La meta principal del masaje es comprender al ser humano en su totalidad, activarlo y apoyarlo para que siga su camino por la vida con valor y energía. 


Research news

Practiced-Based Research of Complementary and Integrative Therapies for Pain Management in Clinical Settings
This systematic review identified 23 studies (including 8464 patients) that fulfilled the quality criteria for evaluating individualized complementary and integrative pain therapies. The studies included chiropractic, acupuncture, multimodal individualized intervention/programs, physiotherapy and anthroposophic therapies. Retention rates ranges from 53% to 91%. Although all studies reported beneficial impacts on various pain outcomes, but future practice-based CAM and IM research should be more comprehensive and scientific. Results, recommendations, and the call to action are available at:
https://doi.org/10.1093/pm/pnab151