La terapia de pintura en el embarazo y la preparación para el parto

La terapia de pintura antroposófica puede vigorizar aspectos espirituales-anímicos de la embarazada, acompañada de otros tratamientos complementarios antroposóficos (1). Se puede aplicar la terapia de pintura, indicada por el médico, sobre todo en alteraciones como la hiperemesis gravídica en el comienzo del embarazo, contracciones prematuras antes de la semana 36 del embarazo, miedo al parto o para apoyar la preparación para el parto. Las experiencias evidencian que las embarazadas pueden vivenciar un relajamiento funcional y una apertura a emociones difíciles, a través de la pintura activa y el acompañamiento terapéutico. La terapia de pintura se convierte en un catalizador para el proceso curativo (2, 3, 4, 5).

La terapia de pintura antroposófica tiene un efecto tranquilizador y equilibrante en el embarazo. A nivel fisiológico la terapia de pintura puede actuar activando y equilibrando las actividades orgánicas. Los procesos del alma pueden ser profundizados, percibidos, visualizados de forma diferente a través del trabajo con los colores. Los movimientos libres de los colores actúan dando valor al mundo del alma. Las emociones generadas en situaciones de sobrecarga anímica se sueltan y surge un espacio para fortalecer una relación firme con el niño. Es un pedido que formulamos, que el modo de trabajar con los colores corresponda a sus leyes y a las fuerzas creativas que actúan en el ser humano. Así, los colores se emplean correspondiendo a su naturaleza. La terapia de pintura aquí presentada se basa en el método “Luz, oscuridad y color” (6,7). Parte de una correspondencia de los colores en nuestro entorno atmosférico a los sentimientos en el interior del ser humano. La precepción sensorial activada por los colores exteriores forma un arco iris de sensaciones y movimientos del alma, dándole espacio e interioridad.

Indicaciones para la terapia de pintura durante el embarazo

Hiperemesis gravídica
Las náuseas pueden afectar severamente a las embarazadas en su vida cotidiana. En los vómitos continuos acompañados de pérdida de peso hay que considerar una hospitalización. Se han encontrado diversas explicaciones a esta situación pero no la causa común en todas las embarazadas afectadas. Las aplicaciones de la medicina complementaria y de la terapia de pintura antroposófica son medios simples para actuar sobre la situación de salud de la embarazada.

  • El verde viridiano o verde esmeralda hace aparecer la fuerza de la luz invisible en el mundo visible de los colores. El color verde-blanquecino actúa conectando con la tierra, desplazando las náuseas. Como ese verde no se impone como el rojo o retrocede como el azul, es el color ideal para actuar centrando sin afectar los sentimientos.

Fig. 1: Viridiano pintado. © Bernadette Gollmer

Contracciones prematuras

La embarazada tiene que retirarse del proceso cotidiano debido a las contracciones prematuras, ya que ellas representan un peligro de parto prematuro en las últimas semanas del embarazo. Eventualmente se recomienda una internación por los médicos y parteras que atienden a la paciente. Junto a las medidas de la medicina complementaria como euritmia terapéutica o masaje rítmico, la terapia de pintura ofrece en esta situación tiempo y espacio para la percepción de sentimientos y amplitud en el propio cuerpo.

  • Pintar en forma luminosa crea espacio. Así como la mirada a un amplio paisaje puede liberar la respiración, el azul cobalto libera la estrechez en el sentir y la presión. Azul cobalto es el color inalcanzable del azul-cielo de un día soleado, o el corazón de una pequeña llama de una vela. A nivel de la terapia de pintura el azul cobalto forma la envoltura protectora de un espacio interior lleno de luz, al mismo tiempo señala hacia el punto de ubicación: “no me olvides”.

Fig. 2: Azul cobalto pintado. © Bernadette Gollmer

Retardo del crecimiento

En la sospecha de retardo en el crecimiento, junto al esclarecimiento clínico de las causas, se pueden utilizar colores nutrientes y fluyentes. Ellos crean en la embarazada una posibilidad de aclarar sus sentimientos en una situación insegura. Cada día más de calma y confianza trae mayores posibilidades de crecimiento para el niño. Los colores ofrecen “alimento” para el cuerpo, espíritu y alma. El mundo multicolor del alma es activado terapéuticamente de modo tal, que las fuerzas catabólicas de la luz (de la consciencia) pueden ser equilibradas por las fuerzas anabólicas del metabolismo inconsciente.

  • Los distintos colores rojos, naranjas y amarillos tienen afinidad a la vigorización. Ellos sostienen el organismo.

Pintar en la preparación del parto

Un curso de preparación de las parteras se ofrece para afirmar la relación con el niño.

Junto a la preparación para esos cursos se pueden ofrecer colores, para pintar un saludo de bienvenida de los padres que se preparan para recibir al niño. Estas imágenes pintadas representan como un puente en la relación personal de la madre y del padre hacia el niño. Según mi experiencia los padres llevan con gran respeto esas imágenes a sus casas. En ellas, durante el curso, se ha hecho visible lo invisible.


Fig 3 a 5: Saludo de bienvenida de los padres a la espera del niño. © Bernadette Gollmer

Activación del parto con acompañamiento de terapia de pintura

Una activación del parto con acompañamiento de terapia de pintura apoya el complejo terapéutico de la medicina antroposófica en el desencadenamiento del parto. (8).

Ambos padres son invitados a pintar un saludo de bienvenida para su niño. Así la pareja se sumerge a través de un medio artístico en un proceso creativo, que la madre vivencia. La pintura quiere ser una invitación a echar una mirada retrospectiva al embarazo y dar expresión a ese tiempo íntimo con el niño.

La madre tiene a su disposición tres colores: rojo cinabrio con su carácter de movimiento rápido y gran concentración de color, amarillo, radiante como la luz e índigo, suavizado por el calor y por pigmentos intensos. Si se halla presente una persona acompañante, es ésta la oportunidad para darle espacio a una relación no verbal y aquí toda la serie de colores está a disposición.

Luego de unos veinte minutos se le pide a la madre que realice un ejercicio guiado con los tres colores mencionados. La terapeuta la lleva paso a paso a través del ejercicio inicial. Desde la pintura libre de la madre el impulso se transforma a partir del deseo superior lleno de fuerza del niño, a ver la luz del mundo. En la imagen el niño se halla convocado para activar su nacimiento. ¿Cómo se mueve el niño durante este proceso? ¿Cómo se siente el vientre? La hora de pintura finaliza con curiosidad hacia el proceso siguiente, pero con calma y confianza de que el niño ayudará y que el parto tendrá un buen transcurso. Con frecuencia la madre relata que se siente enriquecida por esa mirada preparatoria para el pronto suceso del nacimiento. Si se halla presente una persona acompañante, la terapeuta se retira y deja a los dos el espacio para un intercambio verbal íntimo sobre las imágenes pintadas y los pensamientos sobre ellas.

Ejemplo de pintura:


Fig. 6: Retrato de una madre. © Bernadette Gollmer


Fig. 7: Activación del parto. © Bernadette Gollmer

El método “Luz, oscuridad y color” de Liane Collot d'Herbois

La terapia de pintura empleada se basa en el método “Luz, oscuridad y color”. Liane Collot d'Herbois coloca la correspondencia de los colores exteriores en colores atmosféricos libres con los sentimientos en el interior del ser humano:

Tab. 1: visión general del método “Luz, oscuridad y color” según Liane Collot d'Herbois

Mundo                -         Ser humano
Luz                       -          Espiritualidad/consciencia/yo/fuerza del impulso
Color                    -         Vida/mundo anímico/interioridad/espacio
Oscuridad          -          Cuerpo/crecimiento/construcción/calor/movimiento

[Tabelle] 

1 Kloter E, Wolf U. Anthroposophische Komplextherapie bei Patientinnen mit Hyperemesis gravidarum in der Frühschwangerschaft. In: Jahresbericht des Instituts für Komplementärmedizin an der Universität Bern 2017.

2 Wahlbeck H, Kvist LJ, Landgren K. Gaining hope and self-confidence. An interview study of woman’s experience of treatment by art therapy for severe fear of childbirth. Women and Birth 2018;31(4):299–306. [Crossref]

3 Löffler B, Böhme U. Begleitetes Malen nach Egger et Stern – der kunsttherapeutische Umgang Risikoschwangerer mit ihren Ängsten. Zeitschrift für Geburtshilfe und Neonatologie 2015;219(S01) - P01 2. [Crossref]

4 Herborn E, Kentenich H. Kunsttherapie in der Geburtshilfe. Die Hebamme 2000;2:89-92.

5 Saltuari P. Kunsttherapie in der Schwangerschaft – qualitativ-empirische Untersuchung von kunsttherapeutischen Interventionen bei Risikoschwangeren in den Städtischen Kliniken Höchst am Main. Dissertation im Fachbereich Geisteswissenschaften (Fach Kunstwissenschaft) der Universität Duisburg-Essen 2009.

6 Collot d’Herbois L. Licht, Finsternis und Farbe in der Maltherapie. Dornach: Verlag am Goetheanum 1993.

7 Collot d’Herbois L. Colour. Stuttgart: SchneiderEditionen 2016.

8 Kloter E, Wolf U. Anthroposophisch-medizinische Komplextherapie zur Geburtseinleitung. In: Jahresbericht des Instituts für Komplementärmedizin an der Universität Bern 2017.


Research news

Pilot study on the clinical effect of yarrow liver compresses
Liver compresses are commonly applied in integrative cancer treatment and are believed to have an energizing effect. A randomized pilot study was conducted to investigate the influence of yarrow liver compresses on the autonomic nervous system by analyzing heart rate variability in metastatic cancer patients undergoing radiotherapy and suffering from cancer-related-fatigue. The study found that this application led to increased sympathetic activity during daytime in the intervention group, whereas in the control group, which did not receive any external application, increased parasympathetic activity. The study is open access:
https://doi.org/10.1177/15347354221081253