Un niño o adulto con dolores agudos de oído (otitis aguda)

Informaciones para el paciente

Henrik Szőke, Georg Soldner, Christine Saahs

Última actualización: 08.06.2022

Introducción

Los dolores agudos de oído son frecuentes en los niños pequeños. Existen dos motivos principales:

  • Inflamación del oído medio (otitis media)
  • Infección del conducto auditivo externo (otitis externa)

La infección del conducto auditivo externo es frecuente en el verano y en regiones cálidas luego de nadar en un natatorio (“pool-otitis”). Esta forma de inflamación no será tratada en las siguientes recomendaciones. La otitis media aguda aparece con más frecuencia en las estaciones frías. En niños pequeños y en pacientes mayores pueden presentarse junto a síntomas de una infección de las vías respiratorias superiores (por ej. congestión de la nariz) y fiebre (en la edad infantil). La otitis media será descripta aquí.

¿Cuáles son los síntomas de una otitis aguda?  

  • Dolores súbitos en uno o ambos oídos forman el síntoma principal.

Pueden aparecer simultáneamente otros síntomas:

  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Gemidos, intranquilidad (especialmente de noche)
  • Sensibilidad al tacto (oídos y cabeza)
  • Disminución de la capacidad auditiva
  • Falta de apetito
  • Congestión nasal, tos.
  • Al producirse la perforación de los tímpanos, los dolores disminuyen considerablemente.

Una otitis media en la infancia temprana debería ser tomada muy en serio cuando compromete el estado general del niño en forma importante. Ésta debe ser acompañado por un médico.

En la edad adulta los siguientes síntomas evidencian una otitis:

  • Dolores de oído
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de la capacidad auditiva

¿Qué es importante saber?

  • Una aireación insuficiente del oído medio por una respiración nasal comprometida puede provocar inflamaciones.
  • Los síntomas duran generalmente 3 – 4 días.
  • Los medicamentos antroposóficos y tratamientos externos son efectivos y seguros.
  • Las inflamaciones agudas por lo común son causadas por virus. Los antibióticos están indicados en sobreinfecciones bacterianas (transcurso severo, de más de 3 – 4 días de duración).

¿Cuándo debe consultarse al médico?

  • Cuando el niño con otitis es menor de 1 año.
  • El estado general está comprometido o va empeorando.
  • Del conducto auditivo sale líquido (perforación del tímpano).
  • Cuando a pesar de la terapia no hay mejora luego de tres días.

Cuidados posteriores

3 – 4 semanas posteriores a la desaparición de los síntomas agudos se realiza un examen otoscópico del oído medio, el control de la aireación y un test acústico (por lo menos un test de susurros bilateral).

¿Qué es una otitis media aguda?

Los lactantes y niños pequeños están predispuestos a padecer otitis por razones anatómicas. Luego del nacimiento el oído medio es aireado paulatinamente a través de la trompa de Eustaquio. Este proceso es individual.

En la mayoría de los casos la dificultad de aireación de la trompa de Eustaquio es precedida por un edema de la mucosa nasal. En los lactantes y niños pequeños ésto es normalmente el resultado de un enfriamiento o de una infección de las vías respiratorias altas. En edades posteriores son las inflamaciones alérgicas de las vías aereas las que tienen un papel preponderante en la génesis de una otitis.

La disposición para contraer una otitis media se eleva sobre todo cuando las amígdalas faríngeas se agrandan.

Los factores de riesgo son: chupete, parto prematuro, fumar en forma pasiva, poca humedad del medio ambiente y temperatura baja, alergias e intolerancias a ciertos alimentos. El amamantamiento actúa como preventivo.

Otitis aguda desde la medicina antroposófica

Comenzando con la primera respiración después del nacimiento, el oído medio y partes de los huesos que se hallan por detrás (mastoides) son aireados y neumatizados. “Pneuma” en griego es la designación de “alma”.

Una respiración nasal perturbada y toda nariz congestionada por un tiempo prolongado impide la aireación necesaria del oído medio. Ésto puede afectar a la capacidad auditiva, que es necesaria para el desarrollo del habla y por ende la evolución espiritual.

La aireación inicial del oído medio y los senos se va desarrollando a partir de la edad del lactante, del niño pequeño, y debería estar concluida en la pubertad con el cambio de la voz.

Un derrame crónico en el oído medio se corresponde a una recaída a un estado evolutivo previo en el desarrollo, cuando el oído medio aún no estaba suficientemente neumatizado. En este estado los virus y bacterias pueden multiplicarse fácilmente. A través de la inflamación aguda, el organismo intenta dominar lo extraño a través de su propia actividad inmunológica.

Las terapias integrativas tienen como meta apoyar al paciente en su propia actividad para la superación de la infección. En la otitis media aguda se trata en primera línea de apoyar el proceso de inflamación y aireación regulada. Es imprescindible mantener en equilibrio el organismo calórico y garantizar un manejo responsable de la fiebre.

Terapia

Terapia convencional

Si el curso de la enfermedad no presenta complicaciones, la terapia se limita a una observación atenta, higiene nasal y calmar el dolor con antipiréticos.

Una otitis media normalmente no es causada por bacterias, especialmente en niños. Los antibióticos indicados en forma arbitraria debilitan el proceso vital del organismo y dificultan la maduración natural del microbioma y del sistema inmunitario del niño, sobre todo en los primeros años de vida.

Una perforación del tímpano debe ser acompañada por una atención médica, pero en una evolución normal se reestablece sin complicaciones.

Terapia integrativa

Elementos de la terapia integrativa:

Terapia local contra el dolor

  • Bolsita con cebolla sobre el oído afectado

Se conoce desde antiguo los efectos calmantes de la cebolla sobre el dolor y la inflamación como remedio casero contra las otitis medias sin complicaciones. El efecto se produce rápidamente y si no se resuelve indica que la inflamación es severa. Encontrará indicaciones bajo: https://www.pflege-vademecum.de/zsohr.php?locale=es .  

  • Estimulación refleja de la piel disponiendo una rebanada de un diente de ajo en el codo del lado contrario durante 1 – 2 minutos, 3 – 4 veces por día.

Se conocen los efectos calmantes y antiinflamatorios de los aliáceos.

  • Aconit Ohrentropfen WALA: 3 – 5 gotas precalentadas a la temperatura del cuerpo en el conducto auditivo, si el tímpano está entacto.

Medidas para mantener los pies cálidos (en ausencia de fiebre)

  • Baño de pies con jengibre especialmente para pacientes de extremidades inferiores frías.

Indicaciones bajo: https://www.pflege-vademecum.de/ingwerfussbad.php?locale=en.    

  • Baños de pies cálidos 1 – 2 x día con agua o solución al 1% de ClNa , aumentando la temperatura (37 – 40°C) durante 15 – 20 minutos.
  • Aceite, por ej. Aceite Solum WALA o aceite Moor-Lavendel Dr. Hauschka o aceite de malva WALA. En casos leves frotar todo el cuerpo, sobre todo antes de dormir.
  • Cuprum metallicum praeparatum D1 (0,4%) Ungüento WELEDA o ungüento rojo de cobre WALA : 1 – 2 x día frotar las plantas de los pies (en niños a partir del 1er. año de vida).

El cuidado del calor es importante. Evite las corrientes de aire frío en invierno o el aire acondicionado en verano. Ésto se complementa con un cuidado amoroso, alimentación sana, ropa adecuada y manejo de la fiebre con responsabilidad. (ver también en: www.fever.app.de , www.feverfriend.eu).

Fomentar la aireación del oído medio (ver más abajo)

  • Spray nasal con solución salina fisiológica.
  • Gencydo® 1% spray nasal WELEDA (semejante al spray contra la fiebre de heno WELEDA): 1 – 2 impulsos 3 x día, actúa desinflamando, especialmente en adenoides o alergias.

Los expertos recomiendan las siguientes medicaciones

En la otitis aguda se ha comprobado que la medicación dada frecuentemente es efectiva. En dolores intensos dar hasta 4 x hora. Medicamentos de base para la otitis media sin complicaciones:

  • Apis/Levisticum II glob. velati WALA.

Comenzar con 3 – 5 glóbulos cada 15 – 30 minutos; luego más espaciado, cuando se observe el efecto producido. Alivia el dolor y la inflamación en el oído medio, fomenta la aireación del mismo.

Se puede complementar con:

  • Silicea comp. Glob. velati WALA: 5 glóbulos 3 x día.

Contiene Cuarzo D21, Argentum nitricum D20 y Atropa Belladonna ex herba D14. Silicea comp. Es un remedio básico para las enfermedades inflamatorias en el ámbito de los senos paranasales y del oído medio, sobre todo en la infancia, durante la neumatización progresiva de los senos paranasales.

  • Erysidoron® I WELEDA o Apis/Belladonna glob. Velati WALA: al principio cada dos horas, luego más espaciado: 2 gotas. (en menores de 2 años), 3 – 5 gotas (2 a 6 años), 5 – 8 gotas (mayor de 6 años) o 3 glóbulos (menor de 2 años), 5 glóbulos (2 a 6 años), 7 – 10 glóbulos (mayor de 6 años).

Los supositorios son efectivos en las formas progresivas de otitis media aguda o recurrente, cuando hay un compromiso del estado general o en debilidad constitucional del sistema inmunológico:

  • Echinacea/Mercurius comp. Supositorios WALA: 1 supositorio para niños (menores de 7 años) 1 – 3 x día.

Para las otitis agudas con dolores en aumento a la tarde o a la noche, fiebre, intranquilidad pronunciada, especialmente en niños pequeños:

  • Supositorios para la fiebre y la dentición WELEDA: 1 supositorio 1 – 3 x día para niños pequeños. Para lactantes menores de 12 meses no está aprobado. Sobre todo en el primer año de vida, especialmente en infecciones o disposición a las infecciones por la dentición. Existe una amplia experiencia en este grupo de edad.

Otitis media con perforación del tímpano y secreción:

  • Necesita acompañamiento médico.

Research news

Mistletoe therapy in addition to standard immunotherapy in patients with non-small cell lung cancer indicates improved survival rates 
Immunotherapy with PD-1/PD-L1 inhibitors has significantly improved the survival rates of patients with metastatic non-small cell lung cancer (NSCLC). Results of a real-world data study (RWD) investigating the addition of Viscum album L. (VA) to chemotherapy have shown an association with improved survival in patients with NSCLC - regardless of age, degreee of metastasis, performance status, lifestyle or oncological treatment. The mechanisms may include synergistic modulations of the immune response by PD-1/PD-L1 inhibitors and VA. These findings may underline the clinical impact of add-on VA. However, the results should be taken with caution due to the observational and non-randomised study design. The study has been published open access in Cancers:  
https://doi.org/10.3390/cancers16081609.