Terapia de pintura en el embarazo y en la preparación para los padres

¡Queridas embarazadas y queridos futuros padres!

Están en la dulce espera. Llevan un niño debajo de su corazón. Le dicen que sí a la vida.

¿Han pensado en lo que pueden preparar, dónde dar la bienvenida a su hijo, cómo pueden congeniar, luego del nacimiento, su actividad profesional? Reciban a su niño – que ya está habituado a su respiración, a su voz, a sus tareas cotidianas y a su paso – con confianza, calma y paciencia.

¿Cómo se puede intensificar la relación con el niño aún antes del nacimiento, de modo tal que su niño – así como usted – puedan estar alegres en este camino al encuentro? Una relación llena de amor da la confianza a su niño de ser bienvenido en el mundo. ¿Cómo se siente ser su niño? Una imagen muestra quizás más que muchas palabras.


Fig. 1: Magenta “ser bienvenido”. © Bernadette Gollmer

Magenta es una imagen del color que puede representar vivamente el proceso del embarazo – estar protegido. A través de la entrega, el amor y la confianza a un ser humano, la madre vivencia la nueva vida en su cuerpo. Nutrido en el útero, creciendo en el calor, meciéndose en lo líquido a cada paso y en cada respiración, el niño crece y se prepara para el camino hacia la tierra. El niño, en su camino hacia el mundo, percibirá esa luz, portado por la confianza primigenia hacia sus padres.

Curso de preparación: Invitación e incentivo para el parto

Las parteras del Hospital Paracelsus de Richterswil (Suiza) ofrecen mensualmente un curso de preparación para el parto para madres embarazadas y sus cónyuges o parientes, que esperan por primera vez un niño. Durante un fin de semana se dan informaciones, consejos y se habla de los pensamientos en relación al nacimiento. Se pueden formar nuevas amistades con parejas que están en la misma etapa de la vida.

Durante el segundo día del curso existe la posibilidad de pintar un saludo de bienvenida en colores para el niño. Con colores se puede construir un puente entre la madre y el hijo, entre padre e hijo, entre la persona que acompaña y el niño. ¿Cómo se siente ese niño dentro de mí, cómo es el embarazo, cómo será ese niño que quiere venir hacia nosotros? Los padres jóvenes crean con acuarelas puras un mundo único coloreado. ¿Con qué colores quieren recibir al niño? ¿Con un rojo brillante, amarillo luminoso, azul envolvente y protector, violeta profundo o un delicado verde lleno de luz?, ¿Qué colores, formas y movimientos fluyen al pintar con mente, corazón y mano con el pincel sobre la hoja? El proceso de la pintura establece una relación personal hacia el niño. Este momento individual hace visible esta relación. Con gran respeto estas imágenes pueden acompañar a los padres jóvenes en hacer visible lo invisible. No sólo amplían la visión hacia el nacimiento, sino despiertan nuevos pensamientos y sentimientos hacia el niño.

Dame lo maravilloso que está en mí,
el tiempo, que necesita para crecer,
el amor, que lo hace florecer,
el entusiasmo, que lo hace irradiar,
la fantasía, que lo mantiene vivo,
y la magia, que lo protege.
(Fuente desconocida)




Fig. 2: Saludos de bienvenida de padres jóvenes. © Bernadette Gollmer

El nacimiento está próximo, o quizás por razones médicas haya que inducir el parto con medicamentos de medicina complementaria. Los encuentros con parteras y médicos dan seguridad y confirman que el niño y la madre se encuentran bien. Con medicamentos de la medicina complementaria también se le da el tiempo al niño a adecuarse al tiempo y espacio. Junto a otras aplicaciones se invita a la madre – quizás apoyada por el futuro padre o por una persona acompañante – a realizar a través de la terapia de pintura y colores que invitan, un saludo de bienvenida para el niño. Así como el atardecer, con su colorido, nos mueve, un día soleado nos alegra, una mirada cariñosa del cónyuge da coraje, la imagen muestra los sentimientos que en este momento acompañan el proceso del nacimiento: confianza, alegría, expectativa, curiosidad y creación de algo nuevo irradian de esa actividad.

Como madre vivencia la milagrosa transformación en su cuerpo, los cambios que determinan lo cotidiano durante el embarazo. Pintar es una invitación a volver a detenerse y echar una mirada retrospectiva sobre el embarazo, así como dar expresión a este tiempo íntimo único con este niño que quiere llegar. Con tres colores, rojo cinabrio, amarillo y azul índigo se ofrecen cualidades del movimiento, del calor, de la dirección a una meta y fuerza radiante, también de la formación de envoltura.


Fig. 3: Rojo cinabrio en el cielo del atardecer. © Bernadette Gollmer

Luego de la primera pintura libre se puede realizar a continuación un ejercicio guiado con los tres colores mencionados. La terapeuta lleva paso a paso por el ejercicio de pintura. La pintura libre es el punto de partida e invita a impulsar activamente con colores fuertes el proceso del parto.

Si está va a estar acompañada durante el parto, es ésta la oportunidad de la persona que acompaña a dar lugar a una comunicación no verbal, a una relación con el niño. Pintar se convierte en una preparación sensible. Esta participación da sostén y envoltura a la futura mama. Esta persona tiene a su disposición la plenitud de colores magenta, naranja, verde, turquesa y violeta.

Luego de la pintura queda tiempo para un intercambio íntimo sobre las imágenes logradas y los pensamientos y sentimientos vivenciados. El acontecimiento del nacimiento es visto bajo una nueva mirada, más amplia y sin presión de tiempo.

Terapia de pintura durante el embarazo

Durante el embarazo la terapia de pintura tiene un efecto tranquilizante y equilibrante. Los colores influyen al ser humano. Pueden ayudar a profundizar sentimientos y contemplarlos en forma nueva o distinta. A nivel corporal la terapia de pintura tiene un efecto activador y equilibrante sobre los procesos vitales. La terapia de pintura antroposófica trabaja tanto con el proceso del pintar como con el efecto de los colores.

En algunos problemas del embarazo la terapia de pintura puede ser de beneficio. Por ejemplo, si el embarazo está acompañado por náuseas, pintar con verde viridiano (verde esmeralda) puede ayudar a combatir los vómitos. La alimentación puede asimilarse mejor en el día a día y se regula mejor en el comienzo del embarazo. La atmósfera luminosa de un lago claro y fresco, de una cascada o de una esmeralda actúan centrando e irguiendo interiormente.


Fig. 4: Verde viridiano en la naturaleza. © Bernadette Gollmer

Si antes de la semana 36 del embarazo aparecen, por las causas que sean, contracciones prematuras, la terapia de pintura ofrece la posibilidad de transmitir nuevamente la calma. La futura madre se retira del proceso cotidiano y se da tiempo para el niño. Le regala con azul cobalto amplitud a través de la pintura de una imagen. En este espacio azul se da el tiempo para fortalecer la relación y el bienestar con el niño. La amplitud de la esfera del cielo, el manto protector de María – como lo conocemos de las imágenes de la virgen María – o la mirada sobre el mar disuelven las angustias y estrecheces y ayudan a hacer fluir nuevamente la respiración.


Fig. 5: Azul cobalto en la naturaleza. © Bernadette Gollmer

Con la terapia de pintura antroposófica (1, 2) y con el acompañamiento médico desde la medicina complementaria ampliada se puede llevar calma y confianza al proceso del nacimiento (3). La experiencia muestra que se puede ayudar eficazmente a las madres embarazadas (4, 5).

El método “Luz, oscuridad y color” según Liane Collot d'Herbois

El método aplicado de terapia de pintura antroposófica según “Luz, oscuridad y color” es un método de la terapia artística que descansa en la triada humana de espíritu, cuerpo y alma. El efecto de la arteterapia y de la relación terapéutica fortalece la renovación del equilibrio que se tiene que estar estableciendo y sosteniendo constantemente. Conforma activamente una obra amplía que incorpora elementos anímicos – espirituales en los tratamientos desde la medicina convencional o complementaria. La terapia artística emplea fuerzas de transformación y de autonomía, para lograr, por ejemplo, calma o movimiento, vivencias conscientes del calor temperado interno.

1 Collot d’Herbois L. Licht, Finsternis und Farbe in der Maltherapie. Dornach: Verlag am Goetheanum 1993.

2 Collot d’Herbois L. Colour. Stuttgart: SchneiderEditionen 2016.

3 Kloter E, Wolf U. Anthroposophisch-medizinische Komplextherapie zur Geburtseinleitung. In: Jahresbericht des Instituts für Komplementärmedizin an der Universität Bern 2017.

4 Kloter E, Wolf U. Anthroposophische Komplextherapie bei Patientinnen mit Hyperemesis gravidarum in der Frühschwangerschaft. In: Jahresbericht des Instituts für Komplementärmedizin an der Universität Bern 2017.

5 Kloter E, Gerstenberg G, Berenyi T, Gollmer B, Flüger C, Klein U, Eberhard J, Kuck A, Wolf U. Treatment of hyperemesis gravidarum with anthroposophic complex therapy in 3 case reports. Complementary Therapies in Medicine 2019;44:14-17. [Crossref]


Research news

Pilot study on the clinical effect of yarrow liver compresses
Liver compresses are commonly applied in integrative cancer treatment and are believed to have an energizing effect. A randomized pilot study was conducted to investigate the influence of yarrow liver compresses on the autonomic nervous system by analyzing heart rate variability in metastatic cancer patients undergoing radiotherapy and suffering from cancer-related-fatigue. The study found that this application led to increased sympathetic activity during daytime in the intervention group, whereas in the control group, which did not receive any external application, increased parasympathetic activity. The study is open access:
https://doi.org/10.1177/15347354221081253