Prevención y tratamiento de la otitis media aguda en niñosy adultos desde la visión de la medicina antroposófica

Consejos de unacomisión internacional de expertos para profesionales de la medicina

Aspectos generales

La otitis media aguda (AOM) es una de las causas principales de consulta con el médico en niños, sobre todo en niños pequeños. El siguiente artículo parte de la cuestión, cómo se puede reducir el uso de antibióticos, antipiréticos/analgésicos en el tratamiento de la otitis media, tanto en el niño como en el adulto. El principio integrativo de la medicina antroposófica (MA), como se describe aquí, amplía de modo seguro y efectivo las posibilidades terapéuticas de la terapia standard, pudiendo aportar una valiosa contribución  en el tratamiento de la AOM.

Introducción

La otitis media aguda (AOM) es una de las causas más frecuentes de consulta con el médico en los niños. Las líneas conductivas actuales aconsejan una terapia con antibióticos sólo en la edad de menos de seis meses y bajo riegos adicionales, o sea, cuando el niño sufre una fiebre muy elevada (1). El riesgo de mastoiditis no es modificado en forma significativa por una terapia general inmediata con antoibióticos (2).

En tiempos de una creciente resistencia a los antibióticos es importante señalar, que un principio integrativo antroposófico para la mayoría de los pacientes ofrece una terapia efectiva y suficiente, evitando los efectos secundarios de los antibióticos y antipiréticos/analgésicos (3, 4, 5). Una experiencia semejante existe en los pacientes adultos.

Definición y síntomas principales de la otitis media

Los trastornos de los tubos de ventilación y la acumulación de secreciones del oído medio llevan a un derrame del oído medio y a una limitación de la capacidad de oír, ya que la movilidad del tímpano está disminuída. Las infecciones secundarias bacteriológicas o virales del derrame pueden llevar a inflamaciones y formación de pus. En algunos casos se puede llegar a una ruptura del tímpano con la consiguiente otorrea (6).

Más de 2/3 de los niños sufren una AOM antes del tercer año de vida. La AOM con frecuencia se halla asociada a infecciones leves de las vías respiratorias superiores y/o con la dentición (7). Los síntomas evidentes duran 3-4 días en la mayoría de los casos. La AOM sin antibióticos en general, (hasta en el caso de una perforación) se autolimita en el período de 7-8 días (1, 9, 10, 7). El dolor de una AOM inicial puede ser muy intenso y la mitigación del dolor es una de las metas principales de la terapia.  

a. En niños

La otitis media comienza generalmente en forma súbita. La AOM debe ser tratada con toda seriedad en la edad temprana del lactante, cuando el estado general se halla afectado. A edad mayor del niño, los dolores localizados son el síntoma conducente. Si la AOM es bilateral, ésto indica un curso más severo de la enfermedad.

En general pueden presentarse los siguientes síntomas acompañantes:

  • Fiebre
  • Irritabilidad aumentada
  • Estado lloroso e intranquilidad, ante todo en la noche
  • Disminución de la capacidad auditiva
  • Falta de apetito
  • Diarrea, vómitos
  • Congestión nasal y tos (9, 7, 10, 6, 11)

La frecuencia de las complicaciones (perforación, mastoiditis) disminuye a mayor edad. Los antibióticos elevan la frecuencia de las diarreas (12).

b. En edad adulta

los siguientes síntomas son de orientación:

  • Otalgias
  • Cefaleas
  • Disminución de la capacidad de oír 

En caso de una perforación los dolores disminuyen en forma significativa.

Disposición, causas desencadenantes

Los niños pequeños, por razones anatómicas, se hallan afectados con frecuencia del OMA. Luego del nacimiento el oído medio poco a poco es aireado (neumatizado) por la trompa de Eustaquio (Tuba auditiva). Este proceso transcurre – especialmente para el mastoides – en forma muy individual (13, cap. 5.1.3).

En la mayoría de los casos una inflamación de la mucosa nasal precede la obstrucción de la trompa de Eustaquio. En niños pequeños se trata por lo general de consecuencias de un enfriamiento y/o de una infección respiratoria. A mayor edad (generalmente después del cambio de dientes) se presentan también inflamaciones de las vías respiratorias de origen alérgico.  

En el transcurso de las infecciones recidivantes de las vías respiratorias superiores las tonsilas (amígdalas) de la garganta y del paladar pueden congestionarse y bloquear la trompa de Eustaquio parcial o totalmente. La disposición a la AOM se halla elevada ante todo por adenoides e hipertrofia de las tonsilas (“constitución linfática”). Con síntomas acumulados y mayor dificultad en el tratamiento es la AOM en niños con labio leporino y paladar hendido.

Son factores de riesgo para la AOM, entre otros, uso de chupetes, parto prematuro, fumar pasivamente, intolerancias alimentarias, humedad ambiental disminuída (14), sexo masculino y estado socioeconómico bajo (7, 10). Se discute el significado del biofilm fisiológico y del macrobion (15).

Diagnóstico y diagnóstico diferencial

El examen otoscópico es la clave para un diagnóstico correcto. La formación de derrame,  curvatura hacia afuera, enrojecimiento, enturbiamiento y falta de movilidad o pulsación del tímpano son predicativos para una AOM (10). La AOM debe ser diferenciada de una otitis media con derrame (OME) (10) y de una otitis media crónica con derrame (COME) (16, 17).

OMD: Luego de finalizar la infección, resta en el oído medio el derrame seroso-mucoso. El niño puede percibir una sensación de lleno en el oído y una disminución de la audición.

OMCD: Durante un lapso de tiempo prolongado se repiten los derrames en el oído medio, aunque no haya infección.

Terapia

Terapia standard en AOM

En el transcurso sin complicaciones el tratamiento se limita a las medidas convencionales, basadas en evidencia, observación y espera, higiene nasal y alivio de los dolores con antiflogísticos (NSAID). Evitar las complicaciones es un aspecto importante en el acompañamiento del transcurso. Una perforación del tímpano cura en un caso aislado generalmente sin complicaciones. Los antihistamínicos, remedios descongestionantes, así como los esteroides no tienen un uso adicional (9). Por la vacunación contra neumococos y Haemophilus Influenzae y antibiosis selectiva (ver abajo) se puede disminuír la cuota de complicaciones severas, invasivas (meningitis, sepsis, absceso intracraneal, trombosis de los senos y paresia del Nervus facialis (1, 7, 18).

El uso cuidadoso y con discreción de los antibióticos se halla suficientemente descrito en base a algoritmos basados en evidencias (4, 19). Los antibióticos tienen una influencia limitada sobre la cuota de complicaciones frecuentes como pérdida auditiva, tímpano  microbion infantil y del sistema imunológico, en especial en los primeros años de vida (20, 21). Frente a la amenaza creciente de las resistencias a los antibióticos, la terapia First-Line se concentra en el tratamiento integral. Los antibióticos se consideran indicados cuando:

  • no se produce una mejoría luego de 3-5 días,
  • el estado general se halla afectado en forma permanente,
  • fiebre alta persistente, elevación de CRP y deterioro del estado general,
  • varios niveles de las vías respiratorias están inflamados (por ej. Neumonía y otitis),
  • hay amenaza de mastoiditis y complicaciones invasivas, o ya se han presentado..

Principios de la terapia integrativa eficaz

  • Tratamiento del dolor por medio de terapias eferentes referidas a la hiperemia del oído medio (por ej. bolsita con cebolla, baño de pies).
  • Tratamiento del dolor fomentando la aireación del oído medio.
  • Implemento de una alimentación sana, de la lactación.

La terapia integrativa fomenta la actividad propia del organismo para superar la enfermedad. Para ello

  • se fortalece el organismo calórico en su totalidad y al mismo tiempo se activa una eferencia de la hiperemia en el ámbito del oído medio por aplicaciiones exteriores.
  • la aireación de las vías respiratorias superiores y del oído medio es apoyada. Se activa el habla y el canto, para apoyar la respiración nasal.

Se complementan estos principios con un cuidado amoroso, alimentación sana, ropa adecuada y tratar con responsabilidad la fiebre (www.feverfriend.eu; www.feverapp.de). Una supresión de la actividad propia del organismo, presentando fiebre, puede favorecer un estado crónico, sin fiebre, estancado. El consumo o trabajo frente a una pantalla empeora la circulación sanguínea del rostro medio y favorece un tipo de respiración disfuncional y superficial, lo que favorece nuevamente procesos inflamatorios en este ámbito en forma indeseada.

Elementos de terapia efectiva en niños y adultos

a. Terapia local del dolor 

  • Bolsitas con cebolla sobre ambas orejas
    Esta medida casera tradicional ha resultado siempre en otitis sin complicaciones. Su efecto comienza rápidamente; si fracasa, señala una inflamacióm de transcurso más severo. Para su realización ver: 
    http://pflege-vademecum.de/zsohr.php .
  • Una terapia de irritación (estímulo) de la piel ha resultado beneficiosa: cortar un diente de ajo por la mitad y ubicarlo en la flexura del codo opuesto al dolor del oído durante algunos minutos, 3-4 veces por día.

Los efectos antiinflamatorios de la cebolla son conocidos (22, 23). La cebolla y el ajo liberan indirectamente sulfuro de hidrógeno como transmisor de gases.

En tímpanos intactos:

  • Aconit, gotas para el oído WALA (24) entibiadas 3-5 x día gotear en el conducto auditivo (corresponde en su composición al aceite Aconit WALA contra el dolor). 

Aplicaciones para calentar los pies:

  • Baño de pies con jenjibre, especialmente en las extremidades frías. Para la realización ver:  http://www.pflege-vademecum.de/ingwerfussbad.php .
  • Baño de pies tibio con agua o solución salina al 1% con temperaturas  ascendentes (37-40°C).
  • Aceite de lavanda al 10% o aceite Solum WALA o aceite de malva WALA en casos leves y en niños pequeños de menos de 4 años, especialmente antes de dormir.
  • Ungüento de cobre WELEDA o ungüento rojo de cobre WALA 1-2 x día.


b. Activación de la aireación

  • Spray nasal fisiológico con solución salina u otros especialmente si hay antecedentes de alergias respiratorias o de adenoides, el spray descongestionante
  • Heuschnupfenspray WELEDA , 3 x día 1-2 pulsos.


c. Terapia con medicamentos en caso de inflamación

En la otitis media aguda son efectivas las tomas frecuentes de medicación, con dolores más fuertes al principio hasta 4 x hora. Un medicamento de base efectivo en una AOM simple es

  • Apis/Levisticum II (= D3/4) Glob. velati/amp. WALA .
    Al comienzo cada 15-30 min. 3-5 glóbulos, luego de producirse un efecto, espaciar las tomas. Alivia el dolor y descongestiona, ante todo cuando el tímpano tiene color rojo pálido, o dado el caso, edematoso, también en una otitis media aguda bullosa. Activa la aireación del oído medio.
    En una AOM muy dolorosa en el adulto también s.c. sobre el mastoides 0,5 ml.

En forma oportuna se complementa con

  • Silicea comp. glob. velati/amp. WALA , 3 x día 5 glób.
    Contiene Cuarzo D21, Argentum nitricum D20 y atropa Belladonna ex herba D14.

Silicea comp. Es un medicamento de base en enfermedades inflamatorias agudas en el ámbito de los senos paranasales y del oído medio, sobre todo durante la neumatización progresiva de ese ámbito (12, cap. 5.1.2.4.3.) En una sintomatología aguda, muy dolorosa en edad infantil la medicación puede ser inyectada al principio 0.3-0.5 ml s.c. en el mastoides (14, cap. 5. 1. 3. 1. 1.) y contribuír a una rápida mejoría.

Alternativamente a Silicea comp. se puede administrar, en caso del tímpano muy enrojecido y de contornos muy pronunciados bajo examen otoscópico, con dolor fuerte, con pequeñas ampollas, en forma alternada Apis/Levisticum

  • Erysidoron® 1 WELEDA o sea Apis/Belladonna glob. velati WALA al comienzo cada dos horas, luego en forma más espaciada < 2 años, 2 gotas, 2-6 años 3-5 gotas, > 6 años 5- 8 gotas/ < 2 años 3 gotas, > 2 años 5 gotas, > 6 años 7-10 glób.

Como supositorios son efectivos, sobre todo si hay sospecha de una AOM bacterial, en un estado general afectado y con AOM repetidas y debilidad imonológica constitucional (por ej. en trisomía 21):

  • Echinacea/Mercurius comp. Sup./Sup. para niños WALA , 1-3 sup., < 7 años sup. Para niños (24).

En la AOM aguda con dolores que aumentan a la tarde y a la noche, fiebre, mucha intranquilidad, en especial en el período de dentición, son adecuados:

  • Supositorios para la fiebre y la dentición WELEDA , 1-3 x día 1 sup. En edad lactante e infantil.

Para una terapia con medicamentos antroposófica-homeopática más diferenciada ver (24, 13, cap. 5. 1. 3). 


d. En la perforación del tímpano, otorrea

También en este caso los antibióticos no son obligados. Es importante

  • en los primeros días, control,
  • localmente una solución al 3% de H2O2 , 3-4 x día llenar todo el conducto auditivo externo durante 4-5 minutos (medida muy efectiva (25)).
  • Tratamiento complementario con Quarzo D6 trit. WELEDA, 4 x día una pizca.

Composición de los medicamentos mencionados: Aconit gotas otálgicas:  Aconitum napellus e tubere ferm 33c Dil. D9 oleos. 1,0 g, D-Campher 0,1 g, Lavandulae aetheroleum 0,1 g, Quarz Dil. D9 oleos. 1,0 g. Spray para la fiebre de heno (Heuschnupfenspray): Citrus limon, Succus 80-120 mg, 300 mg de extracto acuoso de Cydonia oblonga, Fructus rec. (1:2,1). Silicea comp.: Argentum nitricum Dil. D20 aquos. 0,1 g, Atropa bella-donna ex herba ferm 33a Dil. D14 0,1 g; Quarz Dil. D21 aquos. 0,1 g. Erysidoron® 1: Apis mellifica Dil. D2 1 g, Belladonna Dil. D2 1 g.; Ethanol 96%. Echinacea/Mercurius comp. Supp.: Apis mellifica ex animale toto Gl Dil. D3 2 mg, Argentum metallicum Dil. D18 aquos. 2 mg, Atropa belladonna e fructibus ferm 33a Dil. D2 2 mg, Echinacea pallida e radice ferm 33d 2 mg, Mercurius solubilis Hahnemanni Dil. D13 aquos. 2 mg.

Tratamiento final, problemas de aireación del oído medio

Luego de 3-4 semanas se recomienda un control final del diagnóstico del oído medio y de la aireación del oído medio con otoscopio, con test auditivo (o por lo menos un test de susurros de ambos oídos) y si es necesario con timpanómetro.

En caso de un derrame persistente del oído medio se recomienda el método así llamado P.E.A.N.U.T (26, 27).

Otitis media aguda desde la visión de la medicina antroposófica y consejos resultantes para la prevención/profilaxis de las repeticiones

Antes del nacimiento la cavidad timpánica está llena de un líquido claro. El oído medio y las células mastoideas tienen que ser neumatizadas por la función anímica propia en la respiración. La neumatización primaria avanza en los 3-4 primeros años hasta el mastoides. Ésto no transcurre en forma estable, el equilibrio siempre tiene que ser encontrado de nuevo. El epitelio respiratorio “lucha” en ese proceso contra el tejido conjuntivo ricamente irrigado, que es contenido cada vez más y puede formar un fenotipo epitelial (28, 29). Si persiste el líquido, permanece una membrana mucosa espesa, con vasos sanguíneos, con tendencia a las inflamaciones. En el período de dentición el oído medio se halla amenazado a recaer fisiológicamente en un estado embrional (catarro de tubos, seromucotympanon). El proceso inflamatorio agudo en el oído medio, en relación con lo anterior, no sólo tiene la meta de devitalizar el agente patógeno, sino de activar el proceso de neumatización. La perforación espontánea actúa contra un seromucotympanon.  

Los factores primarios de la AOM son entonces dificultades de la aireación del oído medio y enfriamiento. En forma secundaria se puede llegar a un avance de los así llamados agentes patógenos.  

Por eso, al cuidado de la organización calórica se agrega un factor importante en la prevención de la AOM, la ropa correspondiente, baños de pie, fricciones con aceites (13, 30). Amamantar fortalece la organización calórica y tiene un efecto positivo sobre la aireación del oído medio. El chupete ejerce el efecto contrario.  

La activación de la respiración, en especial de la respiración nasal (comparar rinosinusitis https://www.anthromedics.org/PRA-0685-ES) es también de importancia esencial. Toda perturbación de la respiración nasal, cada catarro, pero también fumar pasivamente ponen en peligro la presencia del aire en el oído medio. Por supuesto las infecciones de las vías respiratorias superiores principalmente son inevitables, teniendo una gran influencia el número de niños en cada grupo de las guarderías y jardines de infantes. Baños en los lugares públicos y natación de infantes en la edad temprana tienen una influencia negativa sobre el desarrollo de las vías respiratorias (31).  

La inflamación aguda del oído medio se impone con frecuencia por una vivencia del dolor altamente aguda, un estado de exitación de la organización sensoria, que puede acompañarse de miedo pronunciado, también de los parientes (padres). Aquí es importante explicar el cuadro de la enfermedad en forma calma a las personas a cargo del niño. Las medidas externas ya mencionadas y la terapia con medicamentos permiten en la mayoría de los casos prescindir de analgésicos/antiflogísticos y antibióticos.  

Si se reprime la actividad propia del organismo, que se presenta con inflamación y fiebre, se puede favorecer un estado crónico de estancamiento, sin fiebre. Con el fomento del habla activo y del canto se impulsa la respiración nasal (27). El consumo o trabajo ante la pantalla empeora la irrigación sanguínea del rostro medio y favorece la respiración disfuncional y superficial, lo que favorece a su vez los procesos inflamatorios en este ámbito en forma no deseada.  

Se trata de dominar y limitar el elemento de lo acuoso-vital en la región de las vías respiratorias superiores – en especial en el oído medio. Para ello son adecuados los extractos de la raíz de levístico, que contienen aceites etéricos, resinas, azúcar mucoso y distintos ácidos vegetales. Éstos activan la diuresis y la actividad digestiva, dando “impulso a la respiración” (32).  

En cuánto a la alimentación, se deberían evitar los alimentos y bebidas que contienen azúcar o jarabe de glucosa, como en toda inflamación aguda. El consumo de leche puede contribuír al exceso de mucosidad de las vías respiratorias. Lo dulce debilita la actividad de los receptores de lo amargo, que activan la respiración y neumatización (33). Alimentos ligeramente amargos y también medicamentos que contienen sustancias amargas (Gentiana, Absinthium, Cichorium) pueden actuar en forma favorable. La masticación debe ser activada y la alimentación debe apoyar la organización calórica del niño.  

El fomento de la neumatización del oído medio a través de la euritmia terapéutica y la formación terapéutica del habla trabaja con ejercicios que son efectivos en la rinosinusitis (https://www.anthromedics.org/PRA-0685-ES).  

Conflicto de intereses: David Martin da algunas conferencias en cursos de capacitación organizadas por laboratorios de elaboración de remedios antroposóficos. Él mismo no acepta honorarios y paga sus gastos de viaje. Tampoco acepta dinero de los laboratorios de remedios antroposóficos para su actividad científica. Todos los otros autores y co-autores declaran que no existen conflictos de intereses. 

1 Deutsche Gesellschaft für Allgemeinmedizin und Familienmedizin (Hrsg.) DEGAM-Leitlinie Ohrenschmerzen. S2k-Litlinie. Akt. Fassung 2014, AWMF-Registernr. 053/009, p. 28–30. Available at https://www.awmf.org/uploads/tx_szleitlinien/053-009l_S2k_Ohrenschmerzen_2014-12-abgelaufen.pdf (22.04.2020).

2 Marcy M, Takata G, Chan LS, P Shekelle, W Mason, L Wachsman, R Ernst, JW Hay, PM Corley, T Morphew, E Ramicone, Nicholson C. Management of acute otisis media: Summary. , AHRQ Evidence Report Summaries 15. MD: Agency for Healthcare Quality and Research, Rockville; 2000.

3 Hamre HJ, Glockmann A, Fischer M, Riley DS, Baars E, Kiene H. Use and safety of anthroposophic medications for acute respiratory and ear infections. A prospective cohort study. Drug Target Insights 2007;(2):209–219. DOI: https://doi.org/10.1177/117739280700200004. [Crossref]

4 Hamre HJ, Glockmann A, Schwarz R, Riley DS, Baars EW, Kiene H, Kienle GS. Antibiotic Use in Children with Acute Respiratory or Ear Infections: Prospective Observational Comparison of Anthroposophic and Conventional Treatment under Routine Primary Care Conditions. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine 2014; Article ID 243801. DOI: https://doi.org/10.1155/2014/243801. [Crossref]

5 Hamre HJ, Glockmann A, Schwarz R, Riley D, Baars E, Kiene H, Kienle GS. Antibiotikaverbrauch bei Kindern mit akuten Atemwegs- oder Ohrinfekten: eine prospektive Beobachtungsstudie zum Vergleich zwischen anthroposophischer und konventioneller Behandlung in der hausärztlichen Routineversorgung. Der Merkurstab 2016;69(3):188–204.DOI: https://doi.org/10.14271/DMS-20637-DE.

6 DGPI Handbuch. 7th fully revised and expanded ed. Leipzig: Thieme; 2018.

7 Ramakrishnan K, Sparks RA, Berryhill WE. Diagnosis and treatment of otitis media. American Family Physician 2007;76(11):1650–1658. Available at https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18092706/ (22.04.2020).

8 Soldner G, Stellmann HM. Individuelle Pädiatrie. Leibliche, seelische und geistige Aspekte in Diagnostik und Beratung. Anthroposophisch-homöopathische Therapie. 5th, fully revised and expanded ed. Stuttgart: Wissenschaftliche Verlagsgesellschaft; 2018. English translation: Soldner G, Stellmann HM. Individual paediatrics. Physical, emotional and spiritual aspects of diagnosis and counseling. 4th ed. Stuttgart: Wissenschaftliche Verlagsgesellschaft; 2014.

9 Thomas JP, Berner R, Zahnert T, Dazert S. Acute otitis media – a structured approach. Deutsches  Ärzteblatt international 2014;111(9):151-160. DOI: https://doi.org/10.3238/arztebl.2014.0151. [Crossref]

10 Venekamp RP, Sanders SL, Glasziou PP, Del Mar CB, Rovers MM. Antibiotics for acute otitis media in children. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015. DOI: https://doi.org/10.1002/14651858.CD000219.pub4 . [Crossref]

11 NICE Guideline Otitis Media (NG 91). March 2018. Available at  https://www.nice.org.uk/guidance/ng91 (22.04.2020).

12 Walls T, Best E, Sievwright A. Otitis media. A common childhood illness. Best Practice Journal 2012;46:25-29. Available at https://bpac.org.nz/BPJ/2012/september/docs/bpj_46_otitismedia_pages_25-29.pdf (22.04.2020).

13 Lieberthal AS, Carroll AE, Chonmaitree T, Ganiats TG, Hoverman A, Jackson MA, Joffe MD, Miller DT, Rosenfeld RM, Sevilla XD, Schwartz RH, Thomas PA, Tunkel DE. The diagnosis and management of acute otitis media. Pediatrics 2013;131(3):e964–e999. DOI: https://doi.org/10.1542/peds.2012-3488. [Crossref]

14 Hum SW, Shaikh KJ, Musa SS, Shaikh N. Adverse events of antibiotics used to treat acute otitis media in children: A systematic meta-analysis. Journal of Pediatrics 2019;215;139–143.e7. DOI: https://doi.org/10.1016/j.jpeds.2019.08.043. [Crossref]

15 Park M, Han, J, Jang M-W, Lee JH, Oh SH, Park MK. Air pollution influences the incidence of otitis media in children: A national population-based study. PLOS ONE June 2018. DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0199296. [Crossref]

16 Xu Q, Gill S, Xu L, Gonzalez E, Pichichero ME. Comparative analysis of microbiome in nasopharynx and middle ear in young children with acute otitis media. Frontiers in Genetics November 2019. https://doi.org/10.3389/fgene.2019.01176. [Crossref]

17 Stanford Children’s Health: Otitis media. Available at  http://www.stanfordchildrens.org/en/topic/default?id=otitis-media-middle-ear-infection-90-P02057 (22.04.2020).

18 University of Michigan (Ed.) UMHS Otitis Media Guideline. April 2013. Available at http://www.med.umich.edu/1info/FHP/practiceguides/om/OM.pdf (22.04.2020) .

19 Hirte M. Impfen & und Kontra. Munich: Knaur Verlag; 2017, p. 244.

20 Baars EW, Belt-van Zoen E, Breitkreuz T, Martin D, Matthes H, von Schoen-Angerer T, Soldner G, Vagedes J, van Wietmarschen H, Patijn O, Willcox M, von Flotow P et al. The contribution of complementary and alternative medicine to reduce antibiotic use: A narrative review of health concepts, prevention, and treatment strategies. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine 2019; Article ID 5365608. DOI: https://doi.org/10.1155/2019/5365608. [Crossref]

21 Kronman MP, Zaoutis TE, Haynes K, Feng R, Coffin SE. Antibiotic exposure and IBD development among children: a population-based cohort study. Pediatrics 2012;130(4):e794–803. Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18092706 (22.04.2020).

22 Vangay P, Ward T, Gerber JS, Knights D. Antibiotics, pediatric dysbiosis, and disease. Cell Host Microbe 2015;17(5):553–564. DOI: https://doi.org/10.1016/j.chom.2015.04.006. [Crossref]

23 Dorsch W, Schneider E, Bayer T, Breu W, Wagner H. Anti-inflammatory effects of onions: inhibition of chemotaxis of human polymorphonuclear leukocytes by thiosulfinates and cepaenes. International Archives of Allergy and Immunology 1990;92:39–42. DOI: https://doi.org/10.1159/000235221. [Crossref]

24 Nasri S, et al: Evaluation of analgesic and anti-inflammatory effects of fresh onion juice in experimental animals. African Journal of Pharmacy and Pharmacology 2012;6(23):1679–1684. Available at https://www.researchgate.net/publication/269677201_Evaluation_of_analgesic_and_anti-inflammatory_effects_of_fresh_onion_juice_in_experimental_animals (22.04.2020).

25 Vademecum Anthroposophische Arzneimittel. 4. Aufl. München: Gesellschaft Anthroposophischer Ärzte in Deutschland; 2017. Current English translation: Vademecum of anthroposophic medicines. 3rd English ed. with CD. Munich: Association of Anthroposophic Physicians in Germany; 2017.

26 Nader ME, Kourelis M, Daniel SN. Hydrogen peroxide ototoxicity in unblocking ventilation tubes: a chinchilla pilot study. Otolaryngology Head and Neck Surgery 2007;136(2):216–220. DOI: https://doi.org/10.1016/j.otohns.2006.10.038. [Crossref]

27 Szőke H, Hegyi G, Sterner M-G. P.E.A.N.U.T. method - Ein integrativ-anthroposophisches Behandlungskonzept des Seromukotympanons und der adenoiden Hypertrophie im Kindesalter. Der Merkurstab 2018;71(4):260–264. DOI: https://doi.org/10.14271/DMS-20963-DE. [Crossref]

28 Szöke H, Maródi M, Sallay Z, Székely B, Sterner MG, Hegyi G. Integrative versus conventional therapy of chronic otitis media with effusion and adenoid hypertrophy in children: a prospective observational study. Forschende Komplementärmedizin 2016;23(4):231–239. DOI: https://doi.org/10.1159/000448440. [Crossref]

29 Rohen JW. Morphologie des menschlichen Organismus. Stuttgart: Verlag Freies Geistesleben; 2000. English translation: Rohen JW. Functional morphology. The dynamic wholeness of the human organism. Hillsdale: Adonis Press; 2007.

30 Fekete DM, Noden DM. A transition in the middle ear. Science 2013;339/6126:1396–1397. DOI: https://doi.org/10.1126/science.1236645. [Crossref]

31 Glöckler M, Michael K, Goebel W. Kindersprechstunde. 21. Aufl. Stuttgart: Verlag Urachhaus; 2018. Current English translation: Glöckler M, Goebel W, Michael K. A Waldorf guide to children’s health. Illnesses, symptoms, treatments and therapies. Edinburgh: Floris Books; 2018.

32 Argiroffo C. Irreversible Schäden durch Babyschwimmen? Paediatrica 2006;17(3):8–9. Available at https://old.swimsports.ch/pdf/de/Paediatrica_Trichloramine.pdf (22.04.2020).

33 Steiner R. Physiologisch-Therapeutisches auf Grundlage der Geisteswissenschaften. GA 314. 3. Aufl. Dornach: Rudolf Steiner Verlag Dornach; 1989, p. 190f. English translation: Steiner R. Physiology and healing. Treatment, therapy and hygiene - spiritual science and medicine. London: Rudolf Steiner Press; 2013.

34 Lee RJ, Cohen NA. Bitter and sweet taste receptors in the respiratory epithelium in health and disease. Journal of Molecular Medicine (Berlin) 2014;92(12):1235–1244. DOI: https://doi.org/10.1007/s00109-014-1222-6. [Crossref]


Research news

Pilot study on the clinical effect of yarrow liver compresses
Liver compresses are commonly applied in integrative cancer treatment and are believed to have an energizing effect. A randomized pilot study was conducted to investigate the influence of yarrow liver compresses on the autonomic nervous system by analyzing heart rate variability in metastatic cancer patients undergoing radiotherapy and suffering from cancer-related-fatigue. The study found that this application led to increased sympathetic activity during daytime in the intervention group, whereas in the control group, which did not receive any external application, increased parasympathetic activity. The study is open access:
https://doi.org/10.1177/15347354221081253