Euritmia terapéutica en la fatiga relacionada con cáncer

La fatiga comienza con frecuencia en forma lenta, pero a veces puede percibirse súbitamente como que: “el aire se fugó”. El propio cuerpo es percibido como un sobrepeso, porque las fuerzas vitales no pueden sostenerlo en su liviandad, en la postura erguida. Las fuerzas de levedad, lumínicas y calóricas se debilitan, la inspiración se hace dominante frente a la exhalación. La columna vertebral es llevada hacia adelante por la fuerza de la gravedad e influye el paso, en los pies se perciben parestesias y con frecuencia se enfrían, la resistencia y el tono muscular de los miembros desaparece. El anclaje del alma en el cuerpo se vivencia como frágil y sutil, como una amenaza de que se “corte el hilo”. La autoconfianza desaparece, porque la autovaloración y la autopercepción apenas pueden integrarse en el cuerpo. En lo anímico puede perderse la relación con la vida, con el propio ser.

Los movimientos de euritmia terapéutica, guiados por el propio yo, disuelven la amenaza que significa portar una enfermedad oncológica y las circunstancias que la acompañan, con desgaste de energía, paralizantes. A través de estos movimientos se abren posibilidades constructivas y vigorizantes para la individualidad (1). Semeja a un cambio interior en el que se manifiestan la impresión y la expresión y en el movimiento se produce un equilibrio que vibra en forma rítmica. Allí se puede encontrar nuevamente la autopercepción y la fuerza para erguirse, para sentirse uno mismo y para dar apoyo a la autoconfianza.

En la euritmia terapéutica es importante activar primero las fuerzas vitales y hacerlas fluír, darle “alimento” a las fuerzas etéricas y fortificar las fuerzas ascensionales. Ella quiere transformar “a la organización etérica en un patrón útil” (2, pag. 74) y en esta relación apoyar especialmente las fuerzas térmicas del calor. Para ello es necesario trabajar el calor hasta poder vivenciarlo en los pies. De este modo se crea la base para relacionar en el centro las polaridades entre el ser humano superior con las del ser humano inferior.

Recomendaciones terapéuticas

  • La M con los pies
    Para provocar nuevamente el calor y activar la capacidad respiratoria, la M con los pies es especialmente apta, eventualmente con apoyo de una bolsa de agua caliente, sobre la cual se puede efectuar el movimiento. 

  • O – E – M – L – Ei(l) – B – D
    Una especie de protoimagen del trabajo de euritmia terapéutica en la oncología, especialmente en los pacientes con fatiga, es la “serie del calor o luz” O – E – M – L – Ei(l) – B – D (3). Porta elementos esenciales de base de la euritmia, como las polaridades en las tres dimensiones del espacio como también las posibilidades del movimiento, que en la vivencia anímica pueden abrir nuevamente espacios. Esta serie no es un esquema terapéutico rígido, sino incita a trabajar con el paciente en forma creativa y con fantasía los elementos básicos, en forma individual y orientada según el problema. 

  • Concentrar y soltar
    Por ese concentrar y soltar se permite la apertura hacia la vitalidad en el ámbito del organismo rítmico. Ésto se puede profundizar en el pendular entre las formas “el exterior ha vencido” y “el interior ha vencido”, o con ayuda de ejercicios con la esfera de cobre.

  • Sonidos de la euritmia terapéutica
    La B activa la función del cuerpo astral en la región renal y lo relaciona en forma armónica con el cuerpo etérico.
    Ésto se puede intensificar por la R y la S. Mientras que la R activa el cuerpo astral, la S foguea la organización del yo.
    La L “cual manantial” fortalece el cuerpo etérico. La O abre nuevamente un espacio en el alma estática.
    Con la E la organización del yo se vuelve a anclar en el cuerpo etérico (O y E = entorno y centro). La O abre y permite el empuje hacia arriba de las fuerzas anabólicas, formadoras del hígado, la E activa las fuerzas excretoras y catabólicas de la bilis. La formación rítmica entre estos dos sonidos ayuda a reencontrar la ligereza de ánimo, el humor y la alegría y abre la puerta para las fuerzas formadoras.
    La C permite la apertura y el empuje hacia arriba, hacia la liviandad y puede ayudar a vencer el efecto paralizante de la pesadez. La configuración de colores en los movimientos de los sonidos activa en forma especial las fuerzas vitales.

  • Los ejercicios de concentración eurítmicos ayudan a vivenciarse nuevamente como un “ser humano pleno”.

  • Euritmia terapéutica tonal
    La euritmia terapéutica tonal apoya la consonancia armónica entre los miembros constitutivos y puede vivificar la “amistad” entre ellos. El efecto portador de la música ayuda a llevar la pesadez del cuerpo hacia la liviandad y a conformarlo y bajo circunstancias especiales hasta puede ayudar a reencontrar la melodía de la propia vida. En la altura tonal descendente hasta el tono de base el yo y el alma se vuelven a encontrar. Entre las tonalidades mayor y menor el alma aprende a respirar con mayor profundidad y a percibir mejor su espacio interior. 

Research news

Pilot study on the clinical effect of yarrow liver compresses
Liver compresses are commonly applied in integrative cancer treatment and are believed to have an energizing effect. A randomized pilot study was conducted to investigate the influence of yarrow liver compresses on the autonomic nervous system by analyzing heart rate variability in metastatic cancer patients undergoing radiotherapy and suffering from cancer-related-fatigue. The study found that this application led to increased sympathetic activity during daytime in the intervention group, whereas in the control group, which did not receive any external application, increased parasympathetic activity. The study is open access:
https://doi.org/10.1177/15347354221081253