Criterios cualitativos para una operación cesárea

El promedio de operaciones cesáreas se eleva a nivel mundial en forma continua y en el presente casi uno de cada cinco niños (1) nacen de esta forma (en Europa promedio 16,1%, en Islandia hasta el 56,9%). La Organización Mundial de la Salud (WHO) sostiene que en un porcentaje de cesáreas superior al 10 – 15% las desventajas para la salud de las madres y de los niños ya son mayores que el beneficio (3).

Las consecuencias para la salud a largo plazo de esta “epidemia de cesáreas”son múltiples: los niños nacidos por cesárea tienen un riesgo superior a enfermarse de diabetes (4). Sufren con más frecuencia de alergias (5), asma (6), sobrepeso (7), así como de enfermedades cardio-circulatorias (8). También a las madres esa vivencia traumatizante puede afectarlas en su integridad por años. (9) Sufren de dolores por más tiempo, enferman de depresiones post-parto con mayor frecuencia y tienen complicaciones en los embarazos posteriores (11).

El beneficio en discusión de esa operación que disminuiría el porcentaje de mortandad y de enfermedades en situaciones de emergencia en el parto, se enfrenta a considerables desventajas epidemiológicas, que exceden ampliamente las consecuencias inmediatas de la operación para madre y niño.

Para minimizar las posibles consecuencias negativas de una cesárea para madre y niño, un grupo de expertos de clínicas obstétricas que trabajan con en el sistema medico antroposófico así como parteras activas, ginecólogos/as y pediatras han elaborado los siguientes criterios cualitativos para un parto por cesárea. Quieren – en caso de ser necesaria una cesárea – servir al desarrollo posterior y adecuado de una “cultura de dar a luz” que se corresponda a las expectativas del presente.

Previo a la cesárea

Queremos lograr:

Que tanto la madre como el niño, que han acordado el acontecimiento del nacimiento y se encuentran a nivel anímico-espiritual, puedan determinar el momento de la cesárea para cuando la madre y el niño estén preparados para ella.

Así podemos obrar:

  • En cesáreas planeadas incluir procedimientos terapéuticos artísticos – por ej. modelado, pintura, música o habla – para la relajación y el fortalecimiento de la individualidad (resiliencia).
  • Con masajes rítmicos, baños de dispersión de aceite o envolturas y cataplasmas podemos fomentar la autopercepción de la madre como envoltura para el niño (embodiment).
  • Por medio de la euritmia terapéutica estabilizar y fortalecer el embarazo y prepararnos para el acontecimiento del parto.
  • Instruir a la embarazada a obtener calostro masajeando suavemente las mamas. Ésto estimula la efusión de oxitocina y garantiza una leche libre de los restos de la anestesia y para el niño una vivencia del gusto pura.
  • Si desde el punto de vista médico se puede esperar, lo hacemos hasta el comienzo de las contracciones, para incluír al niño y a la madre al momento de la cesárea.
  • Anunciamos todos los pasos que son necesarios para la operación y los explicamos de modo tal que la madre y el padre puedan comprender las decisiones del equipo de parteros y asentir con ellos.
  • Garantizamos la continuidad de la atención de las parteras en el proceso general, para construír una base interpersonal con la madre. La continuidad personal eleva la seguridad de la intervención (12).
  • Damos valor a la placenta como órgano vital necesario para le niño. No la consideramos como un desecho. Por eso tematizamos con los padres el proceder con la placenta después del nacimiento.
  • Incluímos al cónyuge y a personas cercanas en nuestro acompañamiento y ofrecemos para estas circunstancias conversaciones según el principio de la comunicación sin violencia.

Durante la cesárea

Queremos lograr:

El momento del nacimiento aparece como vivencia primordial del niño y como acontecimiento importante en la vida de la madre.

El ambiente de la sala de partos se halla libre de miedos y de la sensación de estar entregada.

Reducimos los estímulos sensoriales directos para el niño.

El niño no será expuesto a acciones traumatizantes.

Así podemos obrar:

  • Como partera o como médico/a acompañamos a la madre. Estamos preparados, además de las necesidades externas, a tomar una postura interior de presencia, a veces en reemplazo de la madre.
  • Cuidamos la esfera íntima de la mujer a través de una cualidad de contacto y posición. Todo el equipo cuida las exposiciones a estímulos sensoriales de la madre y del niño en lo auditivo, visual, olfatorio y táctil.
  • Aplicamos una técnica operatoria cuidadosa e intentamos una extracción del niño suave, semejante al parto natural.
  • Transmitimos las percepciones sensoriales en forma cuidadosa al niño: con contactos protectores y dando calor; al mismo tiempo lo protegemos de ruidos fuertes y luz demasiado intensa.
  • Motivamos a la madre o a la persona cercana a ella al bonding.
  • Procedemos con respeto con la placenta y el cordón umbilical, como parte del ser del niño.

Después de la cesárea

Queremos lograr:

Que la madre puede vivenciar la experiencia del parto como positiva. Ella se siente como un ser físico-anímico-espiritual intacto después de la cesárea.

Que el niño puede vivenciar las experiencias sensoriales táctiles en forma positiva.

Que el niño pueda abrirse paso a paso a toda la riqueza del mundo sensorial. Respetar el desarrollo del niño según sus pasos evolutivos.

Que el conyuge encuentre su rol e identidad en la nueva constelación familiar.

Así podemos obrar:

Para la madre:

  • Facilitamos el acompañamiento continuo y la presencia de una partera en el marco de un acompañamiento abarcante durante la internación y el cuidado post-parto.
  • Iniciamos, motivamos y apoyamos una relación constante de amamantamiento.
  • Apoyamos el bonding con madre, padre, hermanos o personas de referencia.
  • Ofrecemos medidas terapéuticas corporales, por ej. masajes rítmicos, envolturas y cataplasmas o un baño medicinal para bebés (según Meissner) para madre y niño.
  • Ofrecemos al comienzo del puerperio una mirada retrospectiva no verbal del nacimiento con madre, padre o personas cercanas, en forma de una imagen artística.
  • Posibilitamos una consulta post-parto con la partera y el/la médico/a en un lugar y tiempo adecuados.
  • Proponemos un ritual de conclusión para el embarazo y el nacimiento y apoyamos con ello una visión futura para el tiempo posterior al nacimiento.
  • Recomendamos y proponemos, en caso de ser necesario, una fisioterapia post-parto, terapia artística, euritmia terapéutica, trabajo biográfico o terapia de trauma.

Para el niño:

  • Protegemos los sentidos y minimizamos los estímulos de la civilización.
  • Observamos y apoyamos la evolución regresiva de los reflejos, en correspondencia a la edad.
  • Recomendamos terapias corporales antroposóficas, por ej.  aplicaciones externas, euritmia terapéutica y más adelante eventualmente terapia de juegos y estimulación temprana.

Para el padre:

  • Facilitamos contacto y conversaciones con otros padres.
  • Promovemos actividades prácticas y con acento en el cuerpo para disminuir el stress.
  • Recomendamos terapia artística y terapias corporales antroposóficas para re-elaborar la vivencia traumática de la cesárea.
  • Guiamos el regreso a la vida familiar diaria y al entorno social y dado el caso, ofrecemos una ayuda para los trabajos en el hogar.
  • Animamos al padre a tomarse el “tiempo paternal” (apoyado por la ley) y a disfrutar del tiempo con su niño pequeño.

Dos imágenes-guías para niños nacidos por cesárea

Te encuentras en una tormenta atronadora ... Estás mojado hasta los huesos, con frío, hambriento y perdido, y tienes un camino desconocido y largo a casa delante tuyo. De repente ves una luz en la lejanía ... muchos faroles. Vienen personas a tu encuentro, tienen abrigos, botas de goma y alimento para tí ... Han estado esperando, estaban preocupados y te han buscado.

Se intenta transmitir a los niños que han nacido por cesárea la sensación de que: “¡Cuándo estás necesitado, recibes ayuda!” – esta seguridad te acompaña durante toda la vida. Habrá un tiempo en el cual los padres ya no estarán. Quizás experimentas esa necesidad al escalar el Himalaya ... Pero dentro de tí vive profundamente arraigada y siempre pulsando la seguridad: “¡Cuando estoy necesitado, recibo ayuda!” Has experimentado ésto una vez, bien al principio de tu vida en la tierra, y esta confianza básica nunca te abandonará ...

1 Boerma T, Ronsmans C, Melesse DY, Barros AJD, Barros FC, Juan L, Moller AB, Say L, Hosseinpoor AR, Yi M, de Lyra Rabello Neto D, Temmerman M. Global epidemiology of use of and disparities in caesarean sections. Lancet 2018;392(10155):1341-1348. [Crossref]

2 Franke T. Vaginal-operative Geburt: Zahlen, Daten, Studien. Deutsche Hebammenzeitschrift 2019;71(6):14-17.   

3 World Health Organization. WHO statement on caesarean section rates. WHO reference number: WHO/RHR/15.02; 2015. Available at https://www.who.int/reproductivehealth/publications/maternal_perinatal_health/cs-statement/en/ (16.11.2020)

4 Cardwell CR, Stene LC, Joner G, Cinek O, Svensson J, Goldacre MJ, Parslow RC, Pozzilli P, Brigis G, Stoyanov D, Urbonaitė B, Šipetić S, Schober E, Ionescu-Tirgoviste C, Devoti G, de Beaufort CE, Buschard K, Patterson CC. Caesarean section is associated with an increased risk of childhood-onset type 1 diabetes mellitus: a meta-analysis of observational studies. Diabetologia 2008;51:726–735. [Crossref]

5 Bager P, Wohlfahrt J, Westergaard T. Caesarean delivery and risk of atopy and allergic disease: meta-analyses. Clinical and Experimental Allergy 2008;38(4):634-642. [Crossref]

6 Chu SY, Chen Q, Chen Y, Bao YX, Wu M, Zhang J. Cesarean section without medical indication and risk of childhood asthma, and attenuation by breastfeeding. PLoS One 2017 Sep 18;12(9):e0184920. [Crossref]

7 Keag OE, Norman JE, Stock SJ. Long-term risks and benefits associated with cesarean delivery for mother, baby, and subsequent pregnancies: Systematic review and meta-analysis. PLoS Medicine 2018;15(1):e1002494. [Crossref]

8 Taoac K, Harab Y, Ishiharaa Y, Ohshima Y. Cesarean section predominantly affects right ventricular diastolic function during the early transitional period. Pediatrics & Neonatology 2019;60(5):523-529. [Crossref]

9 Weidner K, Garthus-Niegel S, Junge-Hoffmeister J. Traumatische Geburtsverläufe: Erkennen und Vermeiden. Zeitschrift für Geburtshilfe und Neonatologie 2018;222(5):189-196 [Crossref]

10 Xu H, Ding Y, Ma Y, Xin X, Zhang D. Cesarean section and risk of postpartum depression: A meta-analysis. Journal of Psychosomatic Research 2017;97:118-126. [Crossref]

11 Daltveit AK, Tollånes MC, Pihlstrøm H, Irgens L Cesarean Delivery and Subsequent Pregnancies. Obstetrics & Gynecology 2008;111(6):1327-1334. [Crossref]

12 ten Hoope-Bender P. Continuity of maternity carer for all women. Comment. Lancet 2013;382( 9906):1685-1687. [Crossref]


Lutz F, Gianom M. Vaginal Seeding – Chance oder Risiko? Die Hebamme 2018;31(1):45-53. [Crossref]

Soldner G, Stellmann HM. Individuelle Pädiatrie. Leibliche, seelische und geistige Aspekte in Diagnostik und Beratung. Anthroposophisch-homöopathische Therapie. 5. Aufl. Stuttgart: Wissenschaftliche Verlagsgesellschaft; 2018.

Hildebrandt S, Göbel E. Geburtshilfliche Notfälle vermeiden - erkennen – behandeln. 2. Aufl. Stuttgart: Hippokrates; 2017.

Rosenberg MB. Gewaltfreie Kommunikation. Eine Sprache des Lebens. 12. Aufl. Paderborn: Junfermann Verlag; 2016.

Schad W. Die verlorene Hälfte des Menschen. Die Plazenta vor und nach der Geburt in Medizin, Ethnologie und Anthroposophie. 3. Aufl. Stuttgart: Freies Geistesleben; 2016.

Maris B. Frauenheilkunde und Geburtshilfe: Grundlagen und therapeutische Konzepte der Anthroposophischen Medizin. Berlin: Salumed Verlag; 2012.

Selg P. Ungeborenheit. Die Präexistenz des Menschen und der Weg zur Geburt. Arlesheim: Verlag des Ita Wegman Instituts; 2009.



Research news

Pilot study on the clinical effect of yarrow liver compresses
Liver compresses are commonly applied in integrative cancer treatment and are believed to have an energizing effect. A randomized pilot study was conducted to investigate the influence of yarrow liver compresses on the autonomic nervous system by analyzing heart rate variability in metastatic cancer patients undergoing radiotherapy and suffering from cancer-related-fatigue. The study found that this application led to increased sympathetic activity during daytime in the intervention group, whereas in the control group, which did not receive any external application, increased parasympathetic activity. The study is open access:
https://doi.org/10.1177/15347354221081253